esmeraldas colombianas de muzo esmeralda talladas muzo emeralds

Características que debe tener una buena esmeralda

Consejos para comprar esmeraldas colombianas en Bogotá

Color:

El color de la esmeralda se puede definir por intensidad y tono. La intensidad es básicamente el grado de color sin estar asociado a su claridad o traslucidez, mientras que el tono puede ir desde los verdes-amarillos hasta los verdes azules. En teoría entre más color tenga una gema mayor será su precio, sin embargo para algunas culturas o regiones esto puede variar.

Claridad:

También llamada traslucidez, es básicamente la capacidad de la gema de dejar pasar la luz. En la esmeralda existen varios factores que afectan la claridad entre los cuales se cuentan las inclusiones (fisuras naturales), gazas, natas, carbones, pirita, marmaja y entre otros.

Corte:

Este es quizás uno de los puntos más complejos para el tallador, ya que deberá poder determinar cuál será la forma a fin de aprovechar la gema para obtener el mejor color, peso, forma y brillo. Desde un punto de vista teórico las esmeraldas deberían ser talladas en forma simétrica con conos de 45 grados, sin embargo un alto porcentaje de las gemas tienen degradaciones de color de intenso a translucido, a esto popularmente se le denomina punto de color; por esta razón es común encontrar en el mercado esmeraldas con tallas asimétricas. Regularmente las tallas simétricas son reservadas para las piedras de más alto valor.

Publicado el  | por ventadeesmeraldas

Peso:

El peso se mide en quilates (no kilates), un quilate es equivalente a 0.2 gramos y las fracciones de un quilate son 100 unidades , las cuales son llamadas puntos. El precio de una esmeralda respecto a su peso es exponencial, es decir que una esmeralda de 2 quilates, no cuesta el doble que una de 1 quilate

Tratamientos:

Los tratamientos son comunes en gemas con inclusiones y son regularmente aprobados por la industria, aunque entre menos intervenciones a la gema será mejor. Las esmeraldas que no requieren tratamiento son escazas y costosas, más del 90% de las esmeraldas son tratadas con aceites naturales, resinas no endurecidas y endurecidas, cabe señalar que los tratamientos no adulteran color, tono, peso o tamaño. En cuanto a las resinas endurecidas resultan ser un tratamiento preventivo cuando el tallador determina que la esmeralda esta delicada, sin embargo los compradores más puristas y dispuestos a pagar por gemas de calidad, prefieren esmeraldas sin ningún tipo de tratamiento.

Conclusión:

La idea de este artículo es solo orientar de manera rápida a las personas que tienen en mente comprar una esmeralda, ya sea para un regalo, negocio o un gusto personal.
Es verdad que existen muchos más factores que determinan la calidad y el precio de una esmeralda, por lo que hay que tener en cuenta que los puntos anteriormente expuestos no necesariamente son determinantes
Recuerde que encontrar la gema soñada puede llegar a ser muy costoso y demandar tiempo en su búsqueda, lo mejor será el amor a primera vista, seguir sus instintos, regatear el precio un poco y cerrar un buen trato.